domingo, 31 de enero de 2016

~Relato~ No hay canciones en invierno


Un tenue sonido ronroneaba por encima del fluir del agua y el mecer de la hierba; una joven tarareaba la canción mientras lavaba en el río. Sus manos no eran suaves ni sus ropas de seda, pero le gustaba soñar con tierras lejanas cuando estaba lo suficientemente lejos de su hogar para que la cruda realidad no la aplastara como una maza.

Y de su corcel airado,
con crines de cielo,
descendió el caballero
con una flor en la mano.

Caminó hasta su lado.
postrándose en el suelo,
y ella trenzando su cabello
aceptó la flor como regalo.

Ojalá que nunca llores,
que nunca sufra tu…”

El río pareció enmudecer cuando la joven dejó de cantar. Un destello entre las aguas la había hecho callar. Dejó las ropas y el jabón a un lado, se levantó las faldas e introdujo sus sucios pies descalzos en la fría corriente del Forca Verde. Sus manos buscaron entre las piedras del fondo hasta encontrar aquello que relucía. No era uno de los famosos rubíes del príncipe Targaryen, sino un pequeño medallón con un lobo grabado.

La pieza parecía estar deformada, quizá por algún golpe, pero podría venderla a un buen precio. Podría comprarse un vestido nuevo, como los que llevaban las damas de los castillos. La chica se rio mientras recordaba lo que le decía su madre, que de tanto querer ser como una dama acabaría como una  de ellas, encerrada en lo alto de una torre esperando a su caballero. Todavía sonriendo abrió el medallón, pero sólo había una cosa grabada dentro: "Se acerca el invierno".

Por alguna causa que desconocía, aquella frase la hizo estremecer. Las historias sobre el invierno siempre le habían dado miedo. Quizá el medallón no fuera tan buena idea. Después de todo, no podría comprarse el vestido. Debería dárselo a su padre para comprar comida y cosas más necesarias que un vestido de seda. Con un leve suspiro, agachó la cabeza y se dirigió de nuevo hacia la orilla. Alzó de nuevo el medallón en el aire para mirarlo antes de metérselo en el bolsillo. El oro relucía bajo la luz de mediodía. Quizá podría quedárselo…

—¡Ah!

La joven gritó cuando una sombra cruzó por delante de ella, arrancándole el medallón de entre los dedos. Miró alrededor hasta que vio un pájaro posado en una rama. Era un cuervo. Un cuervo blanco.

El vello se le erizó en la nuca. Recogió la ropa todo lo rápido que pudo y se fue corriendo de allí. Ni se le pasó por la cabeza recuperar el medallón. Ya no quería vestidos de seda ni castillos ni canciones. La realidad la había alcanzado aun lejos de casa.

El cuervo blanco solo podía significar una cosa.

El invierno había llegado.

martes, 26 de enero de 2016

~Reseña~ La Bella Durmiente, o el deleite de volver a ser un niño


No he podido esperar más a leérmelo. Es mi cuento favorito y la edición es una maravilla. Y aunque me gusta más la versión Disney (y no por la falta de sangre, sino por Maléfica, que es la puta ama de la villanía), hay un algo especial en leer los cuentos narrados de esta manera.

No, no es la versión de Perrault, de hecho toda la parte sangrienta se la come, sino una adaptación de principios de siglo XX hecha por Charles Evans e ilustrada por Arthur Rackham. Y sabe a chimenea, mantas y niños. No para comérselos, aunque creo que en la versión de Perrault algo de eso pasaba, sino para sentarse con ellos junto al fuego a leerles la historia.


Al igual que los mesteres de juglaría, la forma en que está narrado invita a ser leído en voz alta, a entonar y con ello asombrar a los pequeños oyentes que anden atentos. No hay que buscar una prosa magnífica ni una historia absorbente. No hay resúmenes, si hay que nombrar todo lo que había en las mesas del gran salón, se nombra, con la clara intención de maravillar a los niños con la gran cantidad de cosas que había para comer (y más a principios de siglo XX, imaginaos el percal…).

De hecho, el prólogo que acompaña al relato habla de otras versiones anteriores, de la búsqueda del original por así decirlo, y de los significados que entraña la historia. Hay que tener en cuenta que esta clase de historias solían ir acompañadas de una moraleja y también, en este caso, de una exaltación a la corona y la realeza (la adaptación en este caso es de un inglés), así que tiene cierto aliciente buscar esos significados ocultos que entrañan los cuentos infantiles. De la Bella Durmiente, por ejemplo, se habla de que esos cien años de sueño corresponden a la espera prudente que se debe tener para la iniciación sexual, o también que el hecho de pincharse el dedo se corresponde con ese paso a la adultez y el despertar sexual de la princesa. En un artículo que he leído me ha llamado la atención el libro Psicoanálisis de los cuentos de hadas de Bruno Bettelheim respecto a este tema, puede ser bastante curioso.


En cuanto a las ilustraciones en sí, son más bien sombras chinescas, siluetas que acompañan prácticamente cada página, algunas con más detalle que otras. Desde luego las mejores son las que están a doble página, con algunos toques de color (azul y dorado), o las de las habitaciones del castillo donde cada personaje está haciendo algo distinto. Y también la imagen que hay nada más empezar el libro, que sí que es una ilustración propiamente dicha más que una silueta.

La edición está cuidadísima y ¡me encanta el papel! (creo que es por deformación profesional, pero el papel gordito no satinado me vuelve loca). El libro es sin duda toda una pieza de colección así que si conocéis a alguien que le guste este tipo de cosas, seguro que le encanta.

viernes, 22 de enero de 2016

~Reseña~ La otra cara del espejo, o el trasiego a la locura más oscura


SINOPSIS
El hospital psiquiátrico Jackson oculta numerosos secretos: un pintor que plasma en lienzo los horrores que ve, una bella joven encerrada en la mente de una niña, un asesino en serie o un espejo del que, según su dueño, surge una misteriosa y sensual mujer. Cuando Aidan Hanson llega al centro para hacerse cargo de los pacientes, ignora que pronto la maldición se cernirá sobre él.De la mano de Laura López Alfranca nos llega esta novela que con su estilo directo, adictivo y estremecedor te mantendrá en vilo hasta la última página. La historia de un espejo que no solo es capaz de reflejar lo peor de nosotros mismos, sino de arrastrar en una vorágine de locura y horror a aquellos que caen en la tentación de verse en él.


Hoy os traigo una reseña del terror más azul, como suele decir su autora, Laura López Alfranca. Y eso que no soy muy amiga del terror, pero La otra cara del espejo" me ha sorprendido muy gratamente. Quizá porque es un terror más psicológico, quizá porque va más allá de la típica historia en un manicomio neogótico, aunque yo me decanto más por la profundidad de los personajes y la calidad narrativa con la que está escrita la novela. El hecho es que me la he leído en apenas dos días, y es que me enganchó desde el primer momento.

Aidan Hanson es un psiquiatra con cierto prestigio que llega al centro Jackson para hacerse cargo de unos pacientes muy especiales: un pintor que profetiza horrores, una joven con mente de niña, unos mellizos muy estremecedores y su cuñado, aparentemente sano pero con la creencia de que de su espejo sale un amante a medida de aquel que se refleja. Hanson se verá atrapado enseguida por cada caso, hasta que la locura y la realidad sean difíciles de distinguir.

Aunque aparecen bastantes personajes secundarios y la novela en sí no es muy larga, Laura consigue definirlos a lo largo de las páginas de una manera muy sutil y a la vez efectiva. Conseguimos adentrarnos en el alma de cada uno, ver más allá de su locura la humanidad que descansa en cada uno de ellos. Los que son humanos, claro.


El hilo conductor va más allá de descubrir la historia que se oculta tras el espejo, aunque este es el que da cohesión a toda la novela, pero también hay otras tramas secundarias que van entretejiéndose, relacionándose entre sí y que hacen de La otra cara del espejo una narración muy adictiva. La autora aprovecha muy bien los giros argumentales para tener al lector siempre en vilo, siempre atento, con un ritmo muy constante, porque siempre hay un misterio que resolver.

Una de las cosas que más me han gustado es la manera de pasar de la realidad a la locura/sueño en distintas partes de la novela. Cómo en pocas páginas consigue que la transformación sea sutil pero no pesada y muy creíble, que en pocos párrafos pasemos de una escena cotidiana a otra sacada de una pesadilla y sin que sepamos muy bien cuándo ha empezado.

Personalmente me ha gustado mucho y os animo a que le deis una oportunidad, que por el precio que tiene bien merece la pena. Lo podéis encontrar directamente en la web de la editorial. Además, podéis leer las primeras páginas de La otra cara del espejo aquí. Y si queréis saber más de la autora, os dejo su blog para que le echéis un vistazo: http://lauralopal.blogspot.com.es/


martes, 19 de enero de 2016

~Reseña~ Switch in the red, al borde del abismo, o una profecía del presente futuro



Tenía muchas ganas de leer esta novela de Susana Vallejo, que tenía pendiente desde hace tiempo y que no me ha decepcionado para nada. Su relato Gracia ya fue uno de mis favoritos en Mañana Todavía, y esta historia me lo ha recordado mucho, aunque son bastante diferentes. Switch in the red nos planta en una Barcelona futura pero no muy lejos del presente, o al menos no culturalmente hablando (según la sinopsis está ambientada a finales del siglo XXI, pero parece mucho más cercano): partidos políticos, multinacionales, paneles solares, clases sociales y una tecnología que no ha avanzado mucho más de la que tenemos actualmente, excepto por la Red.

En la realidad en que nos sumerge la novela todo pasa por la Red: la televisión, los programas de ordenador, las llamadas, absolutamente cualquier cosa. Si sois reacios a comprar por internet por el hecho de tener que poner una tarjeta de crédito, entenderéis que además de las ventajas que pueda tener, esto también tiene sus inconvenientes: todo está al alcance de aquel que tenga el suficiente ojo (y maña) para saber dónde mirar.

Switch in the red comienza con una muerte (o podríamos decir que dos), un grupito de antisistemas, un miembro de la policía científica y una madre soltera con muchos trabajos para poder salir adelante. Todo ello con el fondo de una Barcelona plagada de nuevas formas de drogadicción, ocio y transporte.


La novela, además de ciencia ficción, tiene un toque de novela negra que hace que te enganches desde la primera página. Aunque al principio me ha resultado un poco confuso por la cantidad de personajes y tiempos y personas narrativos que utiliza: presente, pasado, primera o tercera persona… A partir del primer tercio ya encontramos un trazo más lineal de la historia y es cuando ya no podemos soltarlo. Una historia sin fisuras, muy bien hilada y con un planteamiento muy interesante sobre la evolución de la sociedad y que recuerda en ocasiones a los movimientos sociales que estamos viviendo ahora: el rechazo cada vez mayor a la clase política, la aparición de nuevos partidos con la intención de cambiar las cosas, la precarización del trabajo o la diferenciación cada vez mayor entre los ricos y la clase media que cada vez va siendo más baja. Hay que tener en cuenta que la novela fue finalista del premio Minotauro en 2008, así que en estos aspectos resulta un poco profética, por lo que la crítica es todavía más evidente.

Uno de los aspectos que más me han gustado, además del trasfondo y la manera en que se va desarrollando la historia y se van entrelazando los hilos, es la manera que tiene Susana de describir la ciudad y los personajes, con apenas unas pinceladas pero remarcando lo más destacable, que al final es con lo que el lector se queda. Los tejados de Gracia, las mariposas de Charlie, el bigote de Pere (uno de los protagonistas), los ojos azules oscuros de Present (la madre soltera), el ambiente antinatural y perfecto del Cielo… Todos los personajes (y creo que Barcelona puede contar como personaje por el tratamiento que se le da en la novela) están claramente definidos por uno o varios elementos que los hacen reconocibles, y en una historia en la que aparecen tantos nombres es algo difícil pero a la vez necesario conseguir.


Si tengo que ponerle alguna pega es que en digital (editado por Palabaristas, Edebé lo editó en papel en 2009 pero creo que está agotado) no hay sangrías y las he echado mucho de menos. Creo que ayudan a leer con mayor claridad, sobre todo los diálogos, y en la novela hay muchos y bastante buenos. Pero eso son manías mías y problemillas de maquetación que no tienen mucha importancia para la historia.

En resumen, Switch in the red es una historia muy recomendable y también relativamente corta, y dicen que si breve y bueno, dos veces bueno. Y más aún si puedes pagar lo que quieras por él en lektu, plataforma donde podéis adquirirlo. Así que no hay excusas para no leer esta u otra novela de Susana Vallejo, que creo que es una escritora que tiene mucho que decir en el panorama de la ciencia ficción española y de la que me apunto también su saga de Porta Coeli para futuras lecturas.


Título: Switch in the red
Autora: Susana Vallejo
Editorial: Palabaristas
Precio: 2,99€ (ebook, precio dinámico)





Dalayn
Lectora por vocación. (Medio) arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

viernes, 15 de enero de 2016

~Book haul~ Deseo Eres Tú y lo que trajo la Navidad


Os quería enseñar todos los libros que me han regalado por Navidad, que no sé dónde los voy a meter, pero esta mañana me han llegado los ejemplares de Deseo Eres Tú que pedí y me hace muchísima ilusión enseñároslos.


 ¿Y qué es Deseo Eres Tú? Pues es una antología de microcuentos e ilustraciones de temática erótica cuyos beneficios irán destinados a la Fundación Ana Bella (Red de Mujeres Supervivientes). El librito tiene unas 150 páginas, el prólogo es de Megan Maxwell  y hay microcuentos de autores como Javier Trescuadras (Fenómenos Extraños), Gloria T. Dauden (El libro de las fantasías eróticas: FAE), Laura López Alfranca (La otra cara del espejo), Carlos J. Lluch (Ciudad Humana), Anabel Botella (Como desees), Laura Morales y Miriam Alonso (Hijos de Asgard), y de muchos (muchísimos) otros.

¿Y por qué me hace tanta ilusión? Porque también hay un microcuento escrito de mi puño y letra. Y sí, literalmente, porque antes de pasarlo a ordenador lo escribí a mano en la primera libreta que pillé. Participo con "Cuerpos de diseño", que espero que os guste, y del cual ha salido la novelette que estoy escribiendo ahora. Si tendrá algún futuro, el tiempo lo dirá. Pero de momento, os invito a disfrutar de Deseo Eres Tú y a colaborar con la Fundación Ana Bella, que hace una labor magnífica con las mujeres que han sufrido violencia de género.


Y ahora… ¡muchos libros! Bueno, en realidad son 7, algunos de los cuales ya estaban en mis propósitos de 2016 (porque me los trajo Santa), pero otros llegaron en Reyes y espero leerlos también este año (ya veremos, que quiero hacer muchas cosas). Algunos son más conocidos pero otros son un poco especiales, a ver si os gustan.

Harry Potter y la Piedra Filosofal. Edición ilustrada

J.K.Rowling / Ilustraciones de Jim Kay
Traducción: Alicia Dellepiane Rawson
256 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: Salamandra

Me encanta MUCHO. La edición es una pasada. Hace muchos años que no leo Harry Potter y sobre todo la Piedra Filosofal se me atragantó mucho la última vez que intenté releerlo (creo que ya lo he hecho unas tres o cuatro veces). Pero estoy dispuesta a volver a cogerlo sólo por disfrutar plenamente de las ilustraciones.


Peter Pan Anotado

Traducción: Alex Alonso Valle
504 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: Akal

Me enamoré de este libro hace un año cuando lo vi en el escaparate de una librería y tengo muchísimas ganas de leerlo. He visto Peter Pan (Disney) muchas veces y varias de las "adaptaciones que han ido haciendo" (entre las cuales me tengo que rendir a Hook y el Peter Pan de Robin Williams, que en paz descanse). Pero no me he leído el cuento original (y eso me pasa con casi todos los cuentos, la verdad, y quiero empezar a solventarlo), y esta edición especial me pareció una pasada. Tiene ilustraciones y muchos contenidos extra, ya os contaré cuando me lo lea qué tal.


Cenicienta y La Bella Durmiente 

Charles S. Evans (Adaptación) / Ilustraciones de Arthur Rackham 
Traducción: Elena del Amo
128 / 120 páginas
Tapa dura
Editorial: Libros del Zorro Rojo

Esto también fue amor a primera vista cuando los vi en el twitter de Librería Gigamesh. Son una recuperación de una edición limitada de aproximadamente 1000 ejemplares cada uno (unos pocos más La Bella Durmiente, unos pocos menos Cenicienta), ilustrada por Arthur Rackham y publicada en 1920. Huelen de alucine y el papel es bastante grueso. Las ilustraciones son siluetas negras con algunos toques de azul y dorado (en el caso de la Bella Durmiente) y rojo y plata (en el caso de Cenicienta). Así que como mínimo la edición parece cuidadísima, espero que por dentro esté igual. Al final el problema no va a ser dónde meter los libros sino cómo leérmelos lo más pronto posible. ¡Qué ganas!


Neverwhere

Neil Gaiman
Traducción: Mónica Faerna
384 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: Roca Editorial

De este os copio la sinopsis porque aunque había oído hablar de él (igual que de muchos de Gaiman, autor que tengo muy pendiente porque solo me he leído La Joven Durmiente y el Huso), no tenía mucha idea de qué iba.

"En el subsuelo de Londres, como debajo de cada gran ciudad, existe un mundo desconocido e  invisible, plagado de extraños seres, en el que sobrevivir depende de abrir las puertas adecuadas… Hay mundos bajo tus pies, espías bajo las escaleras y formas que esperan al otro lado de los portales, que solo has atisbado en tus sueños.
Tras leer Neverwhere, nunca volverás a pasar por los sombríos lugares del mundo moderno con la misma confianza infantil."

Es una novela del subgénero de urban-fantasy, y como antes no se apellidaba así a las novelas pues ahora mismo no tengo muy claro si he llegado a leerme algo que responda a este subgénero, así que ese es un buen motivo para leerlo (no, no me he leído Cazadores de Sombras, aunque quiero ver la serie que ha salido ahora; y no, tampoco me he leído aún "La Saga de la Ciudad" de Juan Cuadra, pero este sí que lo tengo en la lista de pendientes). El segundo motivo es que es de Neil Gaiman, autor espinita porque como he dicho antes no he leído aún ninguna novela suya (y tengo "El océano al final del camino" rondando unos meses por mi casa). Y el tercero es que después de haber leído algunas entrevistas de Gaiman y del cuento ilustrado que me leí le tengo muchísimas más ganas porque no dudo de su capacidad para sorprender al lector. Así que voy con las expectativas muy altas, y eso para mí no es bueno, pero espero que no decepcione.


El Caballero de los Siete Reinos

George R.R. Martin
Traducción: Cristina Macía
288 páginas
Rústica con solapas
Editorial: Gigamesh

Un libro al que hubiera preferido esperarme a que Gigamesh sacara la edición ilustrada por Gary Gianni, peeeero como a caballo regalado no le mires el diente y el otro me lo voy a comprar igual tarde o temprano y no hay fecha aún de salida, pues lo leeré tranquilamente ahora que lo tengo en mi poder.

Ya me había leído los cómics de los dos primeros relatos de Dunk y Egg, "El Caballero Errante" y "La Espada Leal", aún me quedaba el último: "El Caballero Misterioso", que estaba inédito en español hasta que Gigamesh sacó esta edición. Y echo mucho de menos Poniente, así que estoy deseosa de volver a meterme en sus páginas, de recordar la historia de estos dos personajes, de los Targaryen de esa época, de volver a leer sobre Lord Cuervo de Sangre y bueno, todo lo que haya ahí dentro. Soy muy fan de Canción de Hielo y Fuego y todo lo que tenga que ver con la saga me llama, así que no tardará en caer.


Dispara, yo ya estoy muerto

Julia Navarro
912 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
Editorial: Plaza & Janés

¡Un libro de narrativa histórica! Hacía muchos años (y cuando digo muchos, me refiero a más de los que puedo recordar) que no me leía un libro de este género y Julia Navarro es una de las autoras referentes en el panorama español. Os dejo con la sinopsis:

"Una extraordinaria novela de personajes inolvidables cuyas vidas se entrelazan con momentos clave de la Historia, desde finales del siglo XIX hasta mediados del XX, y que recrea la vida en ciudades tan emblemáticas como San Petersburgo, París o Jerusalén.
Dispara, yo ya estoy muerto es una historia llena de historias, una gran novela que esconde dentro muchas novelas y que, desde su enigmático título hasta su inesperado final, alberga más de una sorpresa y emociones a flor de piel."

De la autora ya me leí "La Biblia de Barro" hace mucho, y guardo un buen recuerdo de él. Aunque si me preguntáis ahora mismo no sabría ni deciros de qué va, pero me pasa bastante con libros que leí hace tiempo y aunque me gustaron tampoco fueron remarcables. Lo bueno es que te dejen ese recuerdo, porque te da la posibilidad de releerlos, mientras que si tuvieras un recuerdo amargo no creo que les diéramos una segunda oportunidad aunque no recordáramos de qué iba.

Así pues, tengo buena opinión de la autora (una amiga mía se leyó "Dime quién soy" hace un año y se enganchó muchísimo, soy testigo) y junto con este y "El Regreso del Catón" ya tengo excusa para volver a adentrarme en la novela histórica, que fuera de la fantasía es el género que más he leído (sí, la novela negra también es una asignatura pendiente).


¡Y eso es todo! (Y no es que sea poco). Como veis todos los libros me han gustado por una razón o por otra, así que Santa y los Reyes (cuantas más papeletas más posibilidades de que te toque, echarle la carta a uno nada más es desperdiciar la mitad de oportunidades) se han portado muy bien y han acertado mucho.

¿Y a vosotros? ¿Qué regalos literarios habéis tenido en Navidad? ¿Cuál de estos libros querríais tener en vuestras estanterías? ¡No dudéis en comentar!





domingo, 10 de enero de 2016

~Relato~ Llamas negras



El mundo era gris. Como si cada rincón del planeta estuviera cubierto de finas partículas de ceniza. Como si cada átomo hubiera decidido volver al blanco y negro en busca de un futuro mejor.

Porque allí, devorando el horizonte, una mancha negra se extendía a la sombra de un cielo carmesí. Se deslizaba perezosa entre los esqueletos de hormigón y acero, fagocitando chapa, madera y carne en un silencio sepulcral.

Las manos me temblaban mientras sucumbía a la imperiosa necesidad de escalar, de subir por los invisibles peldaños excavados por el tiempo de la pared vertical de roca gris. A mis pies, un cachorro paralizado por el terror era engullido por el mar negro que iba ocupando cada hueco.

Resbalé. Y mi grito ahogado rebotó en la soledad del mundo e hizo eco. Una burbuja viscosa explotó a lo lejos, muda. Respiraba a toda velocidad mientras me agarraba a la piedra con manos, pies y alma. Incapaz de pensar en nada más, continué el ascenso.

Desde lo alto, la tierra parecía una bola de billar cubierta de agujas. El horizonte no era más que una línea negra resplandeciendo bajo el cielo sangrante, como llamas negras que se expanden por el bosque calcinándolo todo.

Sentía ganas de gritar, pero el despertar me robó la voz.

Boqueé, intentando hallar el aire en la oscuridad. Parecía que el corazón se me hubiese parado. Subí la persiana de un solo tirón y cerré los ojos, esperando que una boca de gelatina negra me tragara. Un resplandor rojizo bajo mis párpados me hizo abrirlos con miedo. Pero allí sólo había una luz clara y un cielo azul deseándome los buenos días.

Suspiré, aun intranquila sin saber exactamente por qué. Aun no había llegado a mis oídos que una mancha negra serpenteaba, inexorable, desde el mar hasta la playa.

sábado, 9 de enero de 2016

Consejos para escribir de Patrick Rothfuss


Como algunos sabréis (y si no, lo explico brevemente), hasta prácticamente Navidad, Patrick Rothfuss estuvo ofreciendo tres horas diarias de su tiempo libre para colaborar con su iniciativa en Worldbuilders (si queréis saber de qué va esta iniciativa, los amigos de La Historia de Kvothe lo explican fenomenal), retransmitiendo por su canal de twitch cómo jugaba al Fallout 4 o (en un principio) su proceso de revisión de la última entrega de la Crónica del Asesino de Reyes.

A mediados de noviembre hizo una "sesión especial" de Q&A (questions and answers) sobre escritura en honor al Nanowrimo. Servidora llegó un poco tarde y pilló algunas cosillas bastante interesantes, que quizá os sirvan de ayuda. A mí, como mínimo, me motivaron. Ya veréis por qué.


Sobre el éxito del escritor.

Según Rothfuss, de 250 personas que dicen que van a empezar a escribir una novela, solo una lo hace. De 250 personas que empiezan a escribir una novela, solo una la acaba. De 250 personas que acaban de escribir una novela, solo 1 es publicado (es posible que me haya saltado algún paso, pero os podéis imaginar la progresión).

En resumen, para un autor, ser publicado ya debería ser un éxito. Es prácticamente una persona entre un millón (muy a grandes rasgos) y con eso ya deberíamos estar bastante contentos. Sobre todo por la necesidad de ser realistas. Escribir una novela depende de uno mismo, pero publicarla (si no tenemos en cuenta la autopublicación, claro), depende de factores que no podemos controlar (calidad de la obra, editorial, rentabilidad que se calcula se puede obtener con su venta, etc). Y por supuesto, el número de ventas y aún más, las ganancias obtenidas, son aún menos controlables. Por tanto, ponernos un objetivo que escape de nuestro control puede frustrarnos más que otra cosa, porque nunca llegaremos a conformarnos.

Hay que tener en cuenta que en España en 2014 se publicaban de media casi 250 libros al día. Pretender vivir de ello es una utopía (aunque si alguno llega a ello tampoco debería quejarse, vamos). Visto así, que nuestra obra se sitúe entre las 90000 publicadas en un año debería ser todo un éxito.

Hay autores para los que vender 1000 ejemplares en todo un logro; hay otros para los que vender 4000 es una mediocridad y no se dan cuenta de que hay muchos, muchísimos otros autores que se han quedado bastante más atrás.

Si queremos disfrutar verdaderamente de un éxito en este mundillo (y en la vida en general) tenemos que marcarnos metas reales que podamos alcanzar.


Sobre el bloqueo del escritor.

En primer lugar, Pat comentó algo que aunque puede resultar bastante obvio, muchas veces se nos olvida en nuestro ansia por cumplir un objetivo.

"Si para ti escribir es un hobby, no lo fuerces".

Es decir, si no tenemos compromisos profesionales, sino que escribimos por diversión, por expresarnos, porque nos gusta, porque hemos tenido una idea genial y queremos plasmarla pero en realidad no tenemos una obligación más allá del compromiso que hacemos con nosotros mismos, no debemos forzarnos a escribir si no es nuestro día. Si es un hobby debemos disfrutar de él y no agobiarnos o incluso llegar a hartarnos de ello.

Si eres un profesional está claro que vas a tener cierta presión, fechas límite y se te va a exigir un mínimo de calidad. Incluso puede que mucha gente tenga puestas en ti sus expectativas. Pero aun así, los escritores profesionales siguen siendo personas. Tienen bajones, momentos difíciles, depresión. Al fin y al cabo, lo que escribimos sale de nuestra mente, y si hay algo en nuestra mente que está roto, escribir es prácticamente un acto heroico.

Y ya que estamos en este tema, no puedo dejar de hacer una reflexión sobre las últimas declaraciones de George R.R. Martin sobre Vientos de Invierno. Hay mucha decepción en los lectores, y no es para menos, pero en mi opinión no debería ser tanto por el hecho de que no haya cumplido los tiempos que le ha marcado la editorial sino por el hecho de que la serie vaya a adelantar a la trama de los libros (cosa que ya medio pasó con la temporada anterior). Aun así me gustaría romper una lanza por él; en la entrada de su livejournal se le notaba bastante deprimido y decepcionado consigo mismo, y no hay nada peor que eso para escribir. Creo que el error fatídico ha sido el de la serie, no el tomarse el tiempo que necesite para acabar una saga tan compleja y con tantos seguidores.


Consejos varios para el escritor novel (y no tanto).

 Aunque no se define como un ejemplo a seguir en cuanto a la rutina del escritor, Rothfuss habló de la importancia de la continuidad, de escribir todos los días o al menos hacer algo relacionado con ello (estructurar una historia, documentarse, etc). Y si no, mirad a Sanderson, que publica una cantidad alucinante de libros por año. Escribir todos los días y cuanto más mejor nos ayuda a mejorar como escritores (también leer, que no se nos olvide).

Otro de los comentarios que hizo es sobre la famosa frase de "escribe para ti". A Patrick le parece un consejo basura, o al menos mal formulado. La mayoría escribimos para que al menos otra persona lo lea. No se trata de escribir para todo el mundo (puesto que gustarle a todo el mundo es una tarea prácticamente imposible y seguramente el resultado del intento sea poco más que una patata), sino de escribir lo que queramos, lo que nos guste, lo que nos emocione. Que estemos contentos con lo que escribimos. Y el resto, si tiene que venir, vendrá.

Por último, alguien le pidió un consejo para escribir un buen principio para una historia. Rothfuss no se anduvo con muchos rodeos: "haz que pase algo". Si habéis mirado blogs de escritura habréis comprobado que un consejo que siempre os encontráis es que siempre tienen que estar pasando cosas para enganchar al lector. Desde el momento uno. En el principio también. No sirve de nada una introducción larga y descriptiva, porque el lector se aburrirá y abandonará antes de que ocurra algo interesante.


Y eso es todo (lo que recuerdo). Dijo algunas cosillas más, pero entre que estaba en inglés y llegué un poco tarde, esto es todo lo que pude pillar. Sobre todo encontré muy interesante todo lo referente a la motivación a la hora de escribir y seguir escribiendo, la importancia de ponernos metas factibles y de estar contentos con nuestras creaciones más allá de lo que pase después (aunque siempre hay que ser receptivos con las críticas, positivas y negativas, para seguir creciendo y mejorando).


miércoles, 6 de enero de 2016

~Reseña~ Mort, o la cuadratura del Mundodisco


SINOPSIS
Mortimer es un joven soñador y despistado a quien le toca en suerte una inesperada tarea: convertirse en aprendiz de la Muerte y aplicarse en liberar almas de su envoltura carnal. La verdad, Mort no está demasiado capacitado para ello, y en una de sus primeras misiones, liberar el alma de una atractiva princesa que está a punto de ser asesinada, decide en su lugar «liberar» el alma del asesino, interfiriendo así en los designios del Destino y provocando el consiguiente desaguisado. Por su parte, la Muerte, habiendo delegado buena parte de su trabajo en Mort, se dedica a beber, jugar a los dados y embarcarse en enrevesadas reflexiones filosóficas...


Aunque me cuesta entrar, siempre acabo disfrutando los libros de Pratchett. Quizá porque suelo cogerlos después de historias muy tensas y dramáticas, o quizá, simplemente, porque Pratchett era un mago del humor y la ironía, y Mundodisco respira humor e ironía por los ocho costados, al igual que una creatividad que hasta se podría definir como insultante.

Va en serio, si en algún momento necesitáis un poco de creatividad, leed Mundodisco. Los giros, las escenas, los personajes, todo despide un olor a que cualquier cosa es posible, y eso es una magia que no es fácil de transmitir.

Y ahora al meollo, a Mort, la cuarta entrega de la saga y la primera del llamado "Ciclo de la Muerte", donde Pratchett nos enseña el duro trabajo que supone sesgar almas en una historia tan trepidante como hilarante. Mort, el protagonista, es un muchacho (aunque quizá no debería llamarlo así) que no encaja muy bien donde vive y es tomado por la Muerte como aprendiz. Algo nada complicado, diréis, pero lo cierto es que hay una serie de complicaciones morales que llevarán la historia hasta los límites de la realidad.


Además de la Muerte aparecen Ysabell, una chica con mucho carácter, y Albert, el cocinillas de la Muerte. No diré mucho más sobre ellos aparte de que son personajes que acaban sorprendiendo y contribuyen a varios de los giros geniales de la novela.

Pratchett tiene la virtud, entre otras cosas, de hablarnos de temas serios e importantes a través de la ironía y un discurso ligero. No hay momentos que denoten gravedad, y sin embargo los temas adquieren una gran profundidad. De Mort quizá destacaría dos importantes.

El primero, la justicia de la muerte. Por nuestra cultura y educación tradicional tendemos a pensar en la muerte como un hecho que nos iguala a todos, al rico y al pobre, al viejo y al joven, al inteligente y al que le falta alguna luz. Pensamos en la muerte como una suerte de justicia, muchas veces hasta que nos la encontramos de frente. Y una de las cosas que nos viene a decir en Mort es que "NO HAY JUSTICIA. SOLO ESTOY YO". La Muerte y nada más. Y esta es una de las cosas que nuestro protagonista aprenderá a comprender a lo largo de la novela.

El segundo, el poder de la imaginación. Al principio he dicho que Mundodisco ayuda a despertar mucho la creatividad, pero además en Mort habla de esa fuerza oculta en nuestra mente que supone la imaginación. Imaginación para crear y creer y crear. De cómo querer es poder, de cómo creyendo podemos hacer nuestros sueños reales.


Me parece fantástico cómo se introducen y se tratan estos y otros temas, sin profundizar demasiado en ellos en la narración, pero que si estás un poco atento hacen reflexionar al lector. Y cuando un libro te deja pensando y te muestra más de lo que está escrito, le añade un valor difícil de contabilizar.

Aun así, aunque el libro me ha gustado mucho, me ha costado empezar con él. No sé si por mi propia predisposición o porque al ser la primera entrega del "Ciclo de la Muerte" es más introductorio, pero me ha costado casi medio libro meterme en la historia y ponerme a leer con ganas. Que de 284 páginas no me haya enganchado hasta la página 100 aproximadamente me deja con un pequeño regustillo amargo, porque la segunda parte de la novela es maravillosa.

En resumen, me ha parecido una buena historia, un poco lenta al principio pero que luego atrapa por completo. Uno de sus puntos fuertes es el tratamiento directo con la Muerte, que sólo aparecía en alguna ocasión en otras entregas, y que termina de perfilarse como uno de los grandes personajes del Mundodisco. Además de los personajes principales aparecen unos cuantos que tendremos la suerte de conocer más en otros libros (como Rincewind, por ejemplo), y muchos temas que dan para debate.

Y, por supuesto, en Mundodisco la risa (o la sonrisa) está asegurada (aunque sólo sea porque no te queda más remedio).



viernes, 1 de enero de 2016

Propósitos literarios para 2016 (o lo que se suele llamar pila de libros pendientes)


2015 se acabó. Y aunque no ha sido un mal año, lo cierto es que estaba deseando que terminara. Aunque muchas veces mi cabeza no sale del pasado, tampoco dejo de mirar hacia delante. Y este año promete.

Literariamente hablando, también. Después de años sin apenas leer nada, en 2015 he despegado un poco y espero volver a tener un ritmo de lectura decente en 2016, porque tengo una gran pila de libros pendientes. Seguro que muchos los conocéis y a algunos os parecerán pocos, pero tampoco es cuestión de no ser realista, porque también quiero escribir mucho y acabar un Proyecto Final de Carrera, y eso consume un "poquito" de tiempo.

Esta es mi lista de libros para 2016:

- Mort, de Terry Pratchett (Debolsillo)
- Switch in the red, a un paso del abismo, de Susana Vallejo (Palabaristas)
- La otra cara del espejo, de Laura López Alfranca (Ediciones Babylon)
- Peter Pan anotado, de J.M. Barrie (Akal)
- Neverwhere, de Neil Gaiman (Roca Editorial)
- El caballero de los Siete Reinos, de George R.R. Martin (Gigamesh)
- Neimhaim, de Aranzazu Serrano Lorenzo (Fantascy)
- Legión y El alma del emperador, de Brandon Sanderson (Fantascy)
- Terra Nova 3, varios autores (Fantascy)
- Títeres del Azar, de Virginia Pérez de la Puente.
- Títeres de la magia, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual (Nocturna Ediciones)
- Antes de que los cuelguen, de Joe Abercrombie (Alianza Editorial)
- El último argumento de los reyes, de Joe Abercrombie (Alianza Editorial)
- Guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams (Anagrama)
- Esta noche arderá el cielo, de Emilio Bueso (Salto de Página)
- Justicia Auxiliar, de Anne Leckie (Ediciones B)
- Donde los árboles cantan, de Laura Gallego García (SM)
- El camino de los reyes, de Brandon Sanderson (Ediciones B)
- Palabras radiantes, de Brandon Sanderson (Ediciones B)
- La corte de los espejos, de Concepción Perea (Fantascy)
- Los mundos de Täryenn, de Laura Tejada (2 de letras)

Y con eso tenemos 21 libros y espero que alguno más que salga en 2016, y si no, pues se hará lo que se pueda :D Como veis hay bastante fantasía y un poco de ciencia ficción, autores extranjeros pero también muchos españoles y si no he contado mal, 10 autoras (que Iria y Selene hacen bulto) y 8 autores (algunos repetidos), así que creo que es un buen balance. Habrá que ir a por ello.

¡Allá vamos, 2016! ¡Feliz Año Nuevo a todos!