martes, 1 de septiembre de 2015

Tú me das veneno: fallo en el sistema

Hola, lagartijillas.

Increíble, voy a postear dos veces en un mes. Parece que he rejuvenecido y todo. De hecho, de juventud y todas esas "movidas" va la cosa.

Corría el año 2001 cuando se oía esta canción el Caribe Mix…


 Posiblemente por entonces fue cuando comencé a leer Harry Potter (sí, el mago también ha llegado a Poniente, qué creéis). Ahora ya no leo Harry Potter, pero mi cara de embelesada al entrar a la tienda del andén 9 y 3/4 en King's Cross no me la quita nadie. Supongo que lo mismo le pasa a otra gente que lo leyó en su momento, con más o menos edad, y también a los jóvenes de ahora que lo leen por primera vez. No a todo el mundo, claro está. No podemos pedirle a todo el mundo que comparta tus gustos ni tu emoción por algo. Pero para algunos (y supongo que no somos pocos), es importante compartir esos gustos y esa emoción con alguien.


Supongo que así comenzó el movimiento #Youtuber. Si podemos hacer un blog por escrito, ¿por qué no por vídeo? Así nos movemos ahora en el mundo. Las pantallas, las imágenes en movimiento, son un modo mucho más directo de conectar con la gente. Así que, ¿por qué no? Hay blogs de todo tipo, cinematográficos, gamers, literarios, deportivos… Así que supongo que hay un youtuber (o varios) para la misma temática. Y dentro de ellos están los #booktubers: gente joven (y no tanto) que hacen críticas literarias o dan consejos o muestran su emoción por la lectura a través de vídeos. Y no sólo eso, porque eso lo puede hacer cualquiera. Lo importante es que consiguen atrapar a gente, haciendo el vídeo más o menos entretenido o emocionante, de modo que la gente ve el vídeo entero (cosa no tan sencilla) y los sigue y quiere más vídeos. Eso ya no es tan sencillo, y menos hablando de literatura. En un país donde la juventud (y la población en general, no nos vamos a engañar) lee más bien poco, que iniciativas de este tipo tengan éxito y consigan promover la lectura, sobre todo entre los más jóvenes, debería ser un hecho admirable y digno de ser felicitado.

Pues hace unas semanas, alguien oyó hablar de este fenómeno, decidió "indagar" sobre él y hacer un "reportaje" en una televisión pública que se televisó la semana pasada y se hizo viral ayer. Porque tener un sitio en la televisión pública te da un estatus que te permite tener plena libertad de expresión le pese a quien le pese. Esta idea, por supuesto, es más que discutible, sobre todo cuando nos encontramos con alguien que ni ha estudiado periodismo ni tiene las mínimas herramientas para transmitir como los Siete mandan ante una cámara. Y más aún, cuando la presentadora que la acompaña tampoco parece tener tablas como para presentar un programa de televisión. Balbuceos, silencios incómodos, miradas MUY sonadas al chivatillo… Todo parecía como grabado en casa. A diferencia de que los youtubers (y booktubers, que de eso va el tema) parecen ser mucho más capaces en estos aspectos comunicativos y audiovisuales.

La falta de profesionalidad de estas dos personas femeninas (a lo mejor le robo un par de cosas a Javier Negrete, que lo tengo reciente) queda aún más patente cuando se meten en materia y queda constancia de que el susodicho "reportaje" no es más que un burdo trabajo de instituto que parece sacado de un copypaste de la Wikipedia y unos cuantos resúmenes del Rincón del Vago.

Pasaré por alto lo "inquietante", "raro" y "gracioso" que les resulta a ambas el fenómeno youtuber para ir directamente a ciertos comentarios que dan la misma cantidad de rabia que de vergüenza ajena.


De Fa Orozco (aquí su canal: https://www.youtube.com/user/laspalabrasdefa) dijeron que les hacía gracia por su acento, porque claro, es mejicana. Y también era muy gracioso el panel que se había montado detrás de la cámara, con fotitos y portadas de libros y más movidas que tenga en su cabeza.


De Javier Ruescas (https://www.youtube.com/user/ruescasj), escritor, además de booktuber, dijeron que parecía "repelente" y con "mucho ego". Así, tal cual. En la televisión pública. Porque hay que tener mucho ego para hacerse una crítica de tu propio libro. Se ve que en la "investigación" para el "reportaje" no incluía ver vídeos de los booktubers. Ni siquiera informarse un poco. Ni siquiera atender a la presentación de su canal. Javier Ruescas hace críticas de otros libros y da consejos de escritura según su experiencia. También tiene entrevistas y cosas varias relacionadas con la literatura. Y eso sólo viendo los títulos de los vídeos subidos en su canal, lo cual me ha costado apenas 15 segundos. Igual que lo que me costó buscar las editoriales con las que ha publicado sus novelas, ya que según las personas femeninas que presentaban el programa, lo más seguro es que debido a su ego se autopublicara, pues la "reportera" en cuestión había sido incapaz de encontrar editorial alguna, como SM o Montena, que no son precisamente pequeñitas. Pero más allá de los comentarios hechos con ignorancia, están las descalificaciones e insultos personales, que según la "experta literaria", no eran más que comentarios sarcásticos e irónicos, que somos tontitos y no lo pillamos (o eso decía ayer en su cuenta de twitter). Creo que además de pensar que su "reportaje" era todo un doctorado, esta persona femenina también cree que los indignados con sus palabras somos idiotas. Y no, lo que somos es intolerantes con este tipo de ataques gratuitos contra alguien que fomenta la cultura y la lectura. Pero sigamos, sigamos.


De SebasGMouret (https://www.youtube.com/user/channelcoleccionista), el Coleccionista de Mundos, lo primero que dijeron al empezar es que era "otra pieza de mucho cuidao". Pero sólo se atrevieron a poner su vídeo presentación, en el que no aparece, porque era el que estaba mejor. Supongo que los otros ni se los habría visto, y que descalificar aún más a un menor de edad por una televisión pública pues empezaba a rayar los límites de lo permitido. Ah, no, perdón, que se rieron de él porque hacía críticas de Harry Potter. Sí, se rieron de un adolescente por hacer críticas de libros juveniles en su canal de youtube, un canal con 136650 suscriptores en el momento en que lo he mirado, seguramente muchos más de los que ven la cadena pública en la que se emitió el programa. Pero salir en la tele es mucho mejor.

De Mayrayamonte (https://www.youtube.com/user/mayrayamonte) dijeron que mejor que se dedicara a otra cosa, que le pusieran más deberes. Que no podía ser que una chica con 19 años hubiera escrito ya 6 novelas y una trilogía en camino. Que eso debía ser un FALLO EN EL SISTEMA. Ahí, claro está, si no estás ya calentita pues te acabas de calentar. Que va a resultar que los adolescentes que leen y escriben y fomentan la lectura son un fallo en el sistema. En eso se basan nuestros políticos para recortar en educación: dejar gente sin formar, ovejitas que sigan al rebaño viendo Salvame o Mujeres y Hombres y Viceversa. 


De Fly Like a Butterfly (https://www.youtube.com/user/blogflylikebutterfly), además de admirar sarcásticamente su poético alias, dijeron que "es muy optimista llamar biblioteca a dos estanterías mal puestas". Aprovechando que tengo espacio, voy a copiar a la RAE en su definición de biblioteca:

1. f. Institución cuya finalidad consiste en la adquisición, conservación, estudio y exposición de libros y documentos.

2. f. Local donde se tiene considerable número de libros ordenados para la lectura.

3. f. Mueble, estantería, etc., donde se colocan libros.

4. f. Conjunto de estos libros.



             También dijeron algo como que la única la razón que le veían al tema de hacerse booktuber era para ligar. Porque los booktubers quedan entre sí, hacen crossovers y cosas así. No digo que no se ligue, pero no, no es el motivo principal. Y si esta gente (y personas como ellas) tuvieran la mente un poco más abierta, verían que no todo en la vida son músculos y sexo para los adolescentes. Los libros también les gustan, y les gustan de verdad. Y gracias a los libros conocen otra gente. Y si de ahí surge algo, pues mira que bien. Pero no, no va la cosa por ahí. Youtube no es un Meetic para adolescentes.


Y ya por último, de Nube de Palabras (https://www.youtube.com/user/Nubedepalabras) dijeron que les gustaba las puntitas blancas del pelo. Crítica 100% objetiva.

De todo ellos, en general, y de todos los booktubers y todos sus seguidores, y de todos los que nos gusta la LIJ (Literatura infantil y juvenil), lectores y escritores, dijeron que "está bien que la chavalada se entretenga. Mientras ven vídeos no se están drogando" o que los libros juveniles no merecen una crítica seria, o que "para que luego digan que los jóvenes no leen. Leen mierda, pero leer, leen".

Y hasta ahí llegó mi santa paciencia, y eso es mucho y, porque ya se acababa el programa y eran 30 minutazos de descalificaciones, insultos y generalizaciones baratas destinadas a reírse de los adolescentes que leen, porque eso no es guay, porque mayormente leen fantasía (o "eso de Tolkien y sus movidas"), y leer fantasía con 14 años al parecer se sigue considerando un estigma. Porque esta gente "se avergonzará de lo que han hecho cuando crezcan". ¿De qué? ¿De fomentar la cultura? ¿De hacer lo que les gusta? ¿De haber conocido a gente y hecho amigos gracias a ello? La vergüenza es que este programa se haya tolerado en una televisión pública. La vergüenza es que no hayan hecho una disculpa pública, sino que además se las sigan dando de entendidas. La vergüenza es que hayan soltado todo eso pensando que nadie las iba a ver "aunque ahora con internet quién sabe". Si llegan a tener 50 años en vez de veintitantos me lo hubiera creído más. Pero da VERGÜENZA, así con mayúsculas, la cantidad de basura que han soltado y que aún creen que está bien dicha y que somos los demás los que nos lo hemos tomado a mal.


Sí, hay mucha mierda en la literatura juvenil. En la adulta también. En la histórica. En la policíaca. ¿Habéis visto las cifras de nuevas publicaciones diarias? (Y no hablo de autopublicaciones). Dan Brown, Cincuenta Sombras de Grey, Crepúsculo, serán best-sellers, pero su calidad literaria es más que discutible. Cada uno es de un género distinto, sus autores son distintos, pero a todos los lee mucha gente. ¿Qué podrían leer algo mejor? Sí. Pero conozco a mucha gente que se ha enganchado a la lectura gracias a esos libros, porque son de consumo fácil. Y ahora no, porque no tengo tiempo, pero en su momento sí que leía libros de ese tipo. Porque de vez en cuando hacen falta libros que sean fáciles de leer para seguir leyendo y no pensar tanto y dejar descansar la mente. Igual que de vez en cuando hacen falta películas de acción palomiteras que sólo sirvan para eso, para unas palomitas. Pero eso no quiere decir que todas las películas de acción sean mierda. Decir eso de un género literario entero, en una televisión pública, conforme está el panorama lector en este país, es algo muy gordo, y me da que no son conscientes de ello. Que el Quijote está muy bien, pero que a un zagal al que no le gusta leer no se lo puedes meter entre pecho y espalda y esperar que salga encantado con los libros. Hay que empezar con libros de su edad. Y si pueden ser con cierta calidad, mejor, por supuesto. Pero si no, con lo que sea, ya irán buscando otras cosas.


Y al hilo de ello, recomiendo mucho que leáis "Los Centinelas del Tiempo", novela corta de Javier Negrete incluida en la antología "Mañana Todavía", que ENTRE OTRAS COSAS empieza hablando precisamente de un adolescente al que no le gusta leer porque lo que lee le aburre. Y esto es un resumen muy burdo de la historia, que tiene muchísimos más matices y críticas de la sociedad actual y es muy recomendable para grandes y  no tan grandes.

Por último, os dejo un artículo de Selene M. Pétalos, escritora junto con Iria G. Parente de la saga "Cuentos de la Luna Llena" entre otros, sobre el Young Adult. http://creandoentredos.com/2015/07/11/young-adult-combatiendo-prejuicios/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.