viernes, 20 de noviembre de 2015

~Reseña~ La Elegida de la Muerte, o cómo la fantasía épica española también mola


SINOPSIS
Issi, una mercenaria, camina por un campo de batalla cubierto de cadáveres tras una batalla entre Thaledia y Svonda. Entre los muertos hay una niña moribunda. Cuando se inclina para verla, la niña posa un dedo en su frente e incrusta mágicamente en su piel un símbolo plateado, el Öi, antes de morir. Pronto empiezan a suceder cosas inexplicables relacionadas con la muerte, que le provoca un placer casi sexual. Issi comprende que no puede ignorar el Signo, puesto que el Signo no se deja ignorar, otorgándole un poder que no desea. Y poco a poco el Signo se va revelando como algo mucho más poderoso, y mucho más terrorífico, que el simple dibujo que al principio había creído que era.

Los reyes de Thaledia y Svonda están muy interesados en localizarla, uno para hacerla desaparecer, el otro para utilizarla, mientras bregan en un soterrado juego de dominio. La guerra entre los dos países, las luchas internas y el juego político, el conflicto bélico, reflejan el conflicto que enfrenta a la Vida con la Muerte: la inevitabilidad de la Muerte y su unión inextricable con la Vida, que las convierte en enemigas y, al mismo tiempo, en hermanas.


El mes pasado me releí La Elegida de la Muerte, que ya me leí en su momento cuando salió allá por 2010, y he disfrutado enormemente de la relectura. Soy de las que piensan que cuando un libro se deja releer es de los buenos, y aunque no es una regla universal ni mucho menos, a mí me vale.

Öiyya, que es como se iba a llamar originalmente la novela y que en su publicación pasó al subtítulo, es una novela de intrigas palaciegas, de magia, de oscuridad y, sobre todo, de personajes. Lo que ahora se llama "fantasía oscura" o "grimdark" (por algo Joe Abercrombie es Lord Grimdark). Aunque la historia se centra sobre todo en Issi, una mercenaria con muy mal genio, pero hay muchos más elementos en juego que aunque puedan parecer secundarios se tratan con la misma relevancia. Porque la tienen.


Por algo La Elegida de la Muerte es la primera de las novelas que forman la saga del Segundo Ocaso, y por eso todos los detalles son importantes: son una puerta a un mundo nuevo, un mundo que la autora nos presenta poco a poco, dejando caer información entre las páginas, sin descripciones interminables sobre el funcionamiento de Ridia. También ayuda, por supuesto, que la protagonista sea una completa escéptica y vayamos descubriendo con ella cómo funciona el Signo que una niña le ha grabado en la frente.

Virginia Pérez de la Puente trabaja muy bien con lo que no se dice, y lo que dice lo entreteje de tal manera que siempre quieres más, porque bajo los hilos hay otro mundo subyacente que se nos revelará a su debido tiempo. Y aun así, consigue que el libro sea autoconclusivo, a pesar de las cosas que nos han quedado por descubrir, pero que enriquecen más la historia porque la sacan de las páginas del libro para que nosotros discutamos sobre tal o cual cuestión.

Como he dicho antes, Issendra de Liesseyal se puede decir que es la protagonista de la historia, pero hay muchos personajes que no podríamos olvidar, hayan aparecido más o menos. Keyen, por supuesto, que da algunos de los toques cómicos de los que está impregnada toda la novela, lo cual es muy de agradecer. Cuando las historias son muy oscuras cuesta más leerlas, pero la autora sabe contrarrestar ese manto pesado con pequeños momentos para la risa, con unos diálogos muy naturales que tampoco puedo dejar de apreciar. Y es que si los personajes destacan y se definen por algo, es a través de los diálogos. Aunque también hay introspección y una búsqueda continua de las motivaciones del ser humano para cada uno de sus actos, lo que hace que los personajes también nos sean cercanos y reales, que empaticemos con ellos y que por tanto nos imbuyamos aún más en la historia.


Otro de mis personajes preferidos es Adelfried, carismático e incomprendido rey de Thaledia, por sus comentarios sardónicos e hirientes y su gran manejo dentro de la corte. Es uno de los grandes representantes de las intrigas palaciegas que veremos tanto en La Elegida de la Muerte como en el resto de novelas (las que están publicadas, claro, las otras no lo sé aunque seguro que sí) del Segundo Ocaso. Y me vais a permitir que pase de Carleig, rey de Svonda y enemigo directo de Adelfried para mencionar directamente al emperador de Monmor, que aunque aparece en muy escasas ocasiones es un personaje difícil de olvidar.

Aunque el personaje difícil de olvidar por excelencia es Tije, una pelirroja muy traviesa que esconde mucho más de lo que enseña (y eso que enseña bastante).


Como podéis ver, vais a necesitar un mapa para situaros un poco al principio, pero no hay que preocuparse: hay ubicaciones fijas y en cualquier caso en la web de la autora se puede encontrar información muy variada sobre personajes, costumbres y religiones de los diferentes lugares de Ridia, así que no tenéis excusa para perderos esta fantástica (y oscura) aventura.´

PD: Si queréis saber más sobre el Segundo Ocaso podéis seguir investigando en el blog o en la web oficial de la saga.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Uooo atrapada por la Muerte y Ahdiel :D Ahora no podrás salir ^^ Yo estoy deseando que salga el V, pero me temo que habrá que esperar bastante por el momento (al menos un año más). Espero que puedas encontrar "El sueño de los muertos", que está bastante descatalogado. ¡Un beso!

      Eliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.