miércoles, 1 de noviembre de 2017

~Reseña~ Detrás de sus ojos, o en el fondo de la obsesión

 

Me ocurre con frecuencia que cuando una multitud habla muchísimo y muy bien de algo, mi primera reacción es huir en la dirección contraria. No me malentendáis, no es que no me fíe de ellos, es que el hype es mala cosa, ya lo he dicho alguna vez. Sin embargo, como ya tenía planeado leerme Detrás de sus ojos, de Sarah Pinborough, hice una excepción y me lancé a por él. Con todo el escepticismo que puedo albergar, dispuesta a hilar todas las pistas para no acabar sorprendida.

Louise es secretaria en una clínica psiquiátrica de Londres. Tiene un hijo de seis años y su vida pareció quedarse estancada tras su divorcio. Por eso no puede resistirse cuando un hombre le tira los trastos en un bar una noche. Sin embargo, él se arrepiente tras un beso y sale corriendo.

Adele es la esposa de un médico psiquiatra. Acaban de mudarse para comenzar una nueva etapa en su vida, una en la que quizá puedan recuperar el amor que los unió. Mejor dicho, uno en el que ella pueda recuperar el amor de David. Porque ella lo ama, vaya si lo ama. Por eso está dispuesta a hacerse amiga de la amante de su esposo, porque es parte de su plan para que él vuelva a quererla.

Nos encontramos, pues, ante un triángulo poco común. Un triángulo que no surge del amor, sino de la fascinación por las personas, independientemente de su género, hasta el punto de obsesionar. Es un triángulo de mentiras, de verdades a medias, de secretos, tanto del presente como del pasado. De vidas entrelazadas por las sospechas, el miedo a la soledad y a la mediocridad.

Los puntos de vista de las dos protagonistas se alternan con pequeños fragmentos de la vida pasada de Adele, cuando estaba internada en una residencia tras la muerte accidental de sus padres. Conoceremos a la niña, la compararemos con la adulta, iremos trazando caminos por las pistas que nos irá dejando a través de la narración.

Sarah Pinborough estará en 2018 en el Festival Celsius, en Avilés

Pinborough crea una telaraña en la que no solo atrapa a los personajes, sino también al lector. El estilo, fluido y trasladado con maestría por Pilar Ramírez, nos arrastra hasta las profundidades de la historia. Cuanto más conocemos lo que ocurre, más queremos averiguar y menos nos fiamos de nadie. Y, aun así, consigue sorprender. Ni siquiera mi escepticismo ha podido con esas cuatro últimas páginas. Y, además, consigue que merezca la pena llegar hasta ellas.

Sin embargo, ese juego también tiene sus inconvenientes. El hecho de que Adele esté jugando todo el rato al despiste, llevando a cabo un plan del que desconocemos su propósito más allá que el de mantener a su marido a su lado, y de que Louise la crea, desdibuja el personaje de David. Su alcoholismo, sus cambios de humor, su silencio. Es, quizá, el personaje que más cuesta creer. Pero es posible que esa sea la intención de la autora, dado que es esa actitud voluble la que nos plantea las mismas dudas que le plantea a Louise.

Es una novela adictiva sobre adicciones. Ya no solo adicción a las personas, sino al tabaco, al  alcohol y a las drogas. Me parece interesante sobre todo el tratamiento del alcoholismo, pues la perspectiva del narrador tiene un papel muy importante. Las dos mujeres nombran en repetidas ocasiones el problema de David con la bebida, pero cuando se refiere a Louise, parece atenuado. Sin mencionarlo de forma directa, se puede reflexionar sobre la autopercepción de nuestros propios problemas, de lo difícil que nos resulta en ocasiones ser conscientes de ellos o, aun siéndolo, lo difícil que nos resulta hacer algo para solucionarlos por nosotros mismos. De hecho, entre las cosas positivas que Adele aporta a la vida de Louise está la de empujarla a cambiar sus hábitos, a que deje el tabaco y vaya al gimnasio. Se le puede restar importancia por los movimientos de la trama principal, pero no hay que olvidar en que el inicio del embrollo surge por la necesidad de Louise de encontrar a alguien más en su vida, ya no solo de forma romántica, sino alguien con quien compartir sus miedos sin que la juzguen.

Y es que ambos personajes tienen algo más en común aparte de David. Las dos tienen terrores nocturnos, o los tuvieron. En este thriller también hay espacio para el toque fantástico. Adele enseñará a Louise a controlar sus sueños, a escapar de sus pesadillas recurrentes para ir a donde ella quiera.


"El final más impactante del año" es más que una frase publicitaria.

Detrás de sus ojos habla de prejuicios, de la relatividad, de cómo un acto de buena voluntad puede resultar terrible, de como algo aparentemente horrible puede ser solo una invención. Sin embargo, aunque incide en que es muy difícil conocer por completo a una persona, se queda a medias en la denuncia sobre el mal que puede hacer esa relatividad en temas como el maltrato y la violencia de género. Es algo en lo que no acaba de meterse, porque sí que he querido ver en los pensamientos de Louise aquel "siempre saludaba" típico del telediario y cómo esa visión parcial que tenemos de las personas nos puede cegar. No obstante, le faltaría dar un paso más en este sentido.

Para el que no haya leído a la autora, creo que es una novela magnífica para conocerla. Es un puzle bien armado que sabe ahondar en los personajes sin perder la intriga. Sobre todo, el personaje de Louise me ha parecido muy humano, imperfecto, lleno de sueños y frustraciones. Pinborough demuestra no solo que tiene las herramientas adecuadas para crear una gran historia, sino que sabe utilizarlas muy bien. Y que, además, se lo pasa bien trabajando con ellas. Cuando eso se transmite al lector, es seguro que va a disfrutar.

Otras reseñas:
El caballero del Árbol Sonriente
Boy with Letters
In the Never Never


Título: Detrás de sus ojos
Autora: Sarah Pinborough
Traductora: Pilar Ramírez Tello
Editorial: Runas (Alianza)
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Año de publicación: 2017
Nº páginas: 352
Precio: 18,00€ / 12,98€ (ebook)





Dalayn
Lectora por vocación. Arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

2 comentarios:

  1. Me ha encantado la reseña. Iba leyendo coincidiendo punto por punto. Como a ti,cada vez más, me cuesta ponerme a leer un libro que desata a las masas por las redes sociales. Es como, ya lo leeré. O fijo que no es para tanto. Pero este libro me ha dado la bofetada. Y eso que el comienzo no deja de ser una película de Antena 3 sobre un trió amoroso obsesivo. Pero la cosa se va tornando en algo más maniático, en algo más psicológico con ese componente fantástico que no terminamos de vislumbrar bien hasta el final, donde todo cobra sentido de una vez por todas. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es muy peli A3. Además, cuando Adele se refería a su amor por David no dejaba de poner los ojos en blanco porque WTF quédo enfermizo todo. Pero creo que ha conseguido que tenga interés para los que nos gustan otras cosas :) ¡Besotes!

      Eliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.