miércoles, 16 de noviembre de 2016

~Ficción corta~ Capítulo #1


Hace unas semanas empecé a buscar formatos cortos para leer en el lector electrónico. Tengo un poco de agobio ahora mismo con novelas largas y preferiría no caer en un bloqueo lector por ello, así que voy alternando antologías y relatos varios (también alguna novela, pero no demasiado extensa, por eso dudo que acabe el Reto 2016).

Aprovechando el #LeoAutorasOct he querido conocer algunas escritoras en distancias cortas y os traigo unos comentarios de algunos relatos que he leído:



El fantasma perdido, de Mary E. Wilkins Freeman

Si queréis leerlo no tenéis más que entrar en la web de la traductoraCarla Bataller, y pedir que os lo envíe. Sin duda es un proyecto digno de apoyar y os animo a hacerlo. El relato consta de apenas 18 páginas que se leen en un suspiro, aunque si sois un poco asustadizos como yo, os aconsejo que no lo hagáis de noche. No es que dé mucho miedo, pero si os parece ver una mano blanca en la oscuridad yo ya os he advertido. Me han parecido muy logrados los diálogos, me han trasladado a esa época de finales del siglo XIX, principios del XX; sientes realmente que alguien te está contando una anécdota. Eso sí, creo que la historia merecía un doble final, ya que se cuenta en medio de una conversación y parece que acabe cortándose. Pero lo que es el final de la anécdota me ha encantado.


Cerbo un Vitra ujo, de Mary Robinette Kowal

Lo podéis encontrar traducido por Marcheto en Cuentos para Algernon. De Kowal ya hablé en las recomendaciones de autoras y su saga Glamourist Histories es una de las que seguramente acabe leyendo en inglés (que no es que yo no sea amiga del inglés, es que tardo más que en español y me da pereza). Recientemente ha publicado Ghost Talkers, de la que también me llama mucho su ambientación. Pero este relato nada tiene que ver con ninguna de las dos historias. Aunque las novelas de Kowal se engloban en la fantasía, los relatos suyos que conozco son de ciencia ficción. Y sin embargo, tampoco tiene nada que ver con ellos (el mismo Marcheto lo advierte por petición de la autora en la introducción del relato). Esta historia se engloba más en el terror, aunque para mí la definición sería simplemente: desagradable. Adictivo pero desagradable. Tanto que no puedo decir que me haya gustado. Valoro mucho el estilo directo, lo real de los diálogos y el mensaje subyacente, pero la protagonista me ha parecido detestable desde el primer momento, la violencia gratuita y el final previsible. No es que sea malo, que no lo es, simplemente las historias de este tipo no son para mí. No lo recomiendo como primer acercamiento a la autora.



Por falta de un clavo, de Mary Robinette Kowal

Si queréis leer a Kowal, empezad por aquí. No me extraña que el relato ganara el Hugo, me ha encantado. La autora expone los problemas que supone depender totalmente de una IA al mismo tiempo que los dilemas morales de vivir en una nave. Todo con pinceladas breves, dejando muchas cosas en el aire pero que no son necesarias para entender el mensaje del relato. No se cuenta qué hacen los personajes en la nave, ni a donde van, ni por qué están allí, ni por qué todo queda registrado en una IA. Digamos que la ambientación se resume al entorno inmediato de los personajes, y al contrario de otras opiniones que he visto por ahí, a mí no me parece un error. Todo lo importante para meterte en la historia está en ella. Los personajes están muy bien caracterizados, todos tienen una voz propia; quizá he echado un poco de menos una descripción algo más generosa de la IA, pero desde luego no me ha importado nada la carencia de descripciones físicas de los personajes. Kowal va al grano en todo momento, comienza con un problema que da pie a algo de mucha mayor relevancia y acaba con un final de esos que me encantan. Es sobre todo una crítica encubierta al abandono y aislamiento que sufren muchos ancianos hoy en día, donde prima la funcionalidad y el ser humano es un recurso más del que servirse. Breve, conciso pero muy intenso. Quizá cuesta un poco entrar porque aunque el vocabulario no es complejo sí que tiene muchos términos técnicos aunque son fáciles de comprender. Pero merece mucho la pena. El relato también está disponible gracias a la traducción de Marcheto en Cuentos de Algernon.







Dalayn
Lectora por vocación. (Medio) arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

6 comentarios:

  1. Me declaro fan de esta sección, me gusta la idea de ir reseñando los relatos de forma individual. Aún tengo por leer la traducción de Carla (shame on me) Pero los de Mary Robinette Kowal me gustaron ambos, aunque el primero es francamente agobiante.
    Besos y suerte con lo del bloqueo lector, los relatos son definitivamente la mejor medicina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cerbo un vitra ujo está muy bien construido, pero no es el tipo de cosas que quiero leer sin edulcorantes XD

      Gracias :) Ahora ya se me ha pasado un poco, pero aun así no quiero tentar a la suerte pillándome cosas muy tochas. Besotes ^^

      Eliminar
  2. Eso, tú sigue aumentando así mi lista de lecturas pendientes! XDD
    La verdad es que los tres relatos tienen una pinta estupenda ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y todos gratis! No diréis que no traigo chollos XD Ya me dirás qué te parecen ^^

      Eliminar
  3. ¡Bien bien! Me gusta ver que cada vez somos más blogs los que vamos a ir realizando este tipo de sección, así nos retroalimentamos. Yo ya tengo un par leído para la segunda entrega, a ver si leo un par más para hacer una entrada en condiciones. Probablemente uno más será el último traducido por Marcheto de mi adorado Tim Pratt. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siii retroalimentación! De hecho la idea me vino de un post de Canal Nostalgia hablando de sus relatos favoritos, lo que no me había dado tiempo a hacer la entrada hasta ahora XD Tengo apuntado el de Alyssa Wong que tradujo David Tejera y alguno de Ken Liu ^^ ¡Besos!

      Eliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.