miércoles, 6 de enero de 2016

~Reseña~ Mort, o la cuadratura del Mundodisco


SINOPSIS
Mortimer es un joven soñador y despistado a quien le toca en suerte una inesperada tarea: convertirse en aprendiz de la Muerte y aplicarse en liberar almas de su envoltura carnal. La verdad, Mort no está demasiado capacitado para ello, y en una de sus primeras misiones, liberar el alma de una atractiva princesa que está a punto de ser asesinada, decide en su lugar «liberar» el alma del asesino, interfiriendo así en los designios del Destino y provocando el consiguiente desaguisado. Por su parte, la Muerte, habiendo delegado buena parte de su trabajo en Mort, se dedica a beber, jugar a los dados y embarcarse en enrevesadas reflexiones filosóficas...


Aunque me cuesta entrar, siempre acabo disfrutando los libros de Pratchett. Quizá porque suelo cogerlos después de historias muy tensas y dramáticas, o quizá, simplemente, porque Pratchett era un mago del humor y la ironía, y Mundodisco respira humor e ironía por los ocho costados, al igual que una creatividad que hasta se podría definir como insultante.

Va en serio, si en algún momento necesitáis un poco de creatividad, leed Mundodisco. Los giros, las escenas, los personajes, todo despide un olor a que cualquier cosa es posible, y eso es una magia que no es fácil de transmitir.

Y ahora al meollo, a Mort, la cuarta entrega de la saga y la primera del llamado "Ciclo de la Muerte", donde Pratchett nos enseña el duro trabajo que supone sesgar almas en una historia tan trepidante como hilarante. Mort, el protagonista, es un muchacho (aunque quizá no debería llamarlo así) que no encaja muy bien donde vive y es tomado por la Muerte como aprendiz. Algo nada complicado, diréis, pero lo cierto es que hay una serie de complicaciones morales que llevarán la historia hasta los límites de la realidad.


Además de la Muerte aparecen Ysabell, una chica con mucho carácter, y Albert, el cocinillas de la Muerte. No diré mucho más sobre ellos aparte de que son personajes que acaban sorprendiendo y contribuyen a varios de los giros geniales de la novela.

Pratchett tiene la virtud, entre otras cosas, de hablarnos de temas serios e importantes a través de la ironía y un discurso ligero. No hay momentos que denoten gravedad, y sin embargo los temas adquieren una gran profundidad. De Mort quizá destacaría dos importantes.

El primero, la justicia de la muerte. Por nuestra cultura y educación tradicional tendemos a pensar en la muerte como un hecho que nos iguala a todos, al rico y al pobre, al viejo y al joven, al inteligente y al que le falta alguna luz. Pensamos en la muerte como una suerte de justicia, muchas veces hasta que nos la encontramos de frente. Y una de las cosas que nos viene a decir en Mort es que "NO HAY JUSTICIA. SOLO ESTOY YO". La Muerte y nada más. Y esta es una de las cosas que nuestro protagonista aprenderá a comprender a lo largo de la novela.

El segundo, el poder de la imaginación. Al principio he dicho que Mundodisco ayuda a despertar mucho la creatividad, pero además en Mort habla de esa fuerza oculta en nuestra mente que supone la imaginación. Imaginación para crear y creer y crear. De cómo querer es poder, de cómo creyendo podemos hacer nuestros sueños reales.


Me parece fantástico cómo se introducen y se tratan estos y otros temas, sin profundizar demasiado en ellos en la narración, pero que si estás un poco atento hacen reflexionar al lector. Y cuando un libro te deja pensando y te muestra más de lo que está escrito, le añade un valor difícil de contabilizar.

Aun así, aunque el libro me ha gustado mucho, me ha costado empezar con él. No sé si por mi propia predisposición o porque al ser la primera entrega del "Ciclo de la Muerte" es más introductorio, pero me ha costado casi medio libro meterme en la historia y ponerme a leer con ganas. Que de 284 páginas no me haya enganchado hasta la página 100 aproximadamente me deja con un pequeño regustillo amargo, porque la segunda parte de la novela es maravillosa.

En resumen, me ha parecido una buena historia, un poco lenta al principio pero que luego atrapa por completo. Uno de sus puntos fuertes es el tratamiento directo con la Muerte, que sólo aparecía en alguna ocasión en otras entregas, y que termina de perfilarse como uno de los grandes personajes del Mundodisco. Además de los personajes principales aparecen unos cuantos que tendremos la suerte de conocer más en otros libros (como Rincewind, por ejemplo), y muchos temas que dan para debate.

Y, por supuesto, en Mundodisco la risa (o la sonrisa) está asegurada (aunque sólo sea porque no te queda más remedio).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.