jueves, 25 de febrero de 2016

~Reseña~ Neimhaim, o cómo la épica española te puede dejar sin aliento




Una profecía señala a los clanes Djendel y Kranyal que deben unirse en tiempos de adversidad. Juntos fundan un nuevo y próspero reino llamado Neimhaim, donde la hija de Gursti Bäradlig, líder de los Kranyal, y el hijo de Adroon, guía espiritual de los Djendel, se convertirán en los primeros reyes de una nueva dinastía legendaria. 
Tras su nacimiento, Ailsa y Saghan deberán superar muchas y complicadas pruebas para cumplir la profecía; para ello se criarán en una península solitaria y salvaje, y aprenderán, bajo condiciones extremas, el arte de la espada y habilidades sobrenaturales conocidas como los 'dones'. Entre ellos crecerá, de manera inexorable, un vínculo especial y potentísimo que será a la vez su mayor don y su mayor debilidad.Pero a pesar de sus esfuerzos y de las promesas divinas, el futuro de Neimhaim tiene un poderoso enemigo: Nordkinn, un inmortal caído en desgracia que tiene sus propios planes para los herederos y para todo el reino.


Hace tiempo que no publicaba ninguna reseña, pero es que casi 900 páginas no se leen en un día. Aunque bien es cierto que si Neimhaim peca de algo, no es precisamente de ser aburrido.

Neimhaim, los hijos de la nieve y la tormenta, narra las aventuras y desventuras de dos jóvenes destinados desde antes de su concepción a ser los reyes de un nuevo reino creado mediante la unión de dos clanes tradicionalmente enfrentados: los kranyal, el pueblo guerrero, y los djendel, un pueblo más bien espiritual que vive en consonancia con la Gran Madre. Ambos, Ailsa y Shagan, son los Esperados Blancos según una profecía que anuncia el regreso de la estirpe de los Antiguos, una raza creada por el Padre de Todos para combatir en su ejército en el Ragnarök. Suena épico, ¿verdad?

La novela comienza con una invasión que desencadena la unión de los dos clanes y la creación del reino de Neimhaim. Y a partir de ahí vemos crecer poco a poco a los personajes hasta que son llamados a cumplir su destino. Una de las cosas que quizá pueden sorprender pero que se agradecen enormemente es que continuamente están pasando cosas. El ritmo es constante, se acelera en los momentos de clímax pero el resto del libro se mantiene. Quizá baja hacia la mitad del libro, sin embargo luego se recupera hasta llegar al épico final que no deja indiferente. Considero que puede resultar difícil conservar la atención del lector en un libro tan largo, pero Aranzazu lo hace verdaderamente bien.


Aunque los protagonistas son Ailsa y Saghan, en Neimhaim encontraremos otros personajes que, al menos a mí, me han resultado hasta más interesantes: Vije o Eyra, por ejemplo, Nesbyen o Hoffdakulur. Hay una buena cantidad de secundarios que tienen un peso importante en la trama y que son descritos poco a poco a través de sus acciones a lo largo de la novela. Ese es un aspecto que me ha encantado, ya no solo respecto a los personajes sino también a la ambientación. Aranzazu realiza un gran trabajo de caracterización, con pequeñas pinceladas, con soltura y efectividad.

Y luego está Nordkinn, por supuesto. Un dios desterrado que utilizará a los Herederos para conseguir su ansiada venganza contra el Padre de Todos y todo Asgard. El punto fuerte de este personaje es el aura de misterio que lo envuelve hasta el final, pues sus planes se van conociendo poco a poco y se le da muy bien jugar al despiste. Y aunque es el villano y es un dios, en el fondo tiene unas motivaciones muy humanas que lo llenan de claroscuros.

Otro aspecto importante que no quiero dejar de mencionar es lo bien tratados que están los personajes femeninos. Dentro de Neimhaim no hay discriminación por sexos, y tristemente no es algo usual en una novela de corte épico. Creo que el hecho de no tener que estar detrás de nadie, de no tener que trabajar desde las sombras, le da mucha más libertad a los personajes femeninos para desarrollarse. Ailsa es una gran guerrera y en ningún momento se duda de ella por su condición de mujer. Tampoco de Eyra, Yrnut o Vinka (y algunas más). Su valía se mide por sus capacidades y sus acciones, y eso le da un valor añadido a la historia.


En general me ha gustado y quizá el problema que he tenido con él ha sido más personal que otra cosa. Me encantan las profecías, cómo se retuercen sus significados y cómo las tramas se entrelazan hasta llegar al clímax. Además el estilo está muy cuidado (a veces un poco recargado), están muy bien compensados los momentos de descripción con los de acción. Pero me ha dejado fría. Correcto, entretenido, pero frío. No he conseguido conectar con los personajes (quizá Eyra es con la que más he empatizado). Me han parecido muy lejanos y, quizá sea estúpido decirlo así, épicos. Estúpido porque al fin y al cabo es una novela de fantasía épica (no ha habido decepción, la novela te da lo que te dice, no hay engaño). Y puede ser que haya descubierto que no es el tipo de historia que disfruto al 100%. O que no era el momento de leerla. Eso sí, el mundo que ha creado la autora, su conexión con la mitología nórdica y la descripción de los escenarios me han encantado. También los extras que hay en su web (sobre todo los mapas, soy muy friki de los mapas). 

En resumen, Neimhaim es una historia que promete acción y aventuras en cada capítulo, bien construida, con un trasfondo bien asentado. Aunque vaya a haber una continuación es autoconclusivo, así que podéis leerlo sin miedo a quedaros a mitad. A mí no ha acabado de llenarme, pero no dudo en que debéis darle una oportunidad, sobre todo si os gusta la fantasía épica. Es una historia que merece la pena ser leída. Se nota lo trabajada que está y el mimo que le ha puesto la autora. Y cuando una novela trasluce eso, de una forma u otra esa sensación se instala en el lector. A mí me ha ocurrido y espero con muchas ganas la segunda parte. No os va a decepcionar.




Título: Neimhaim
Autor: Aranzazu Serrano Lorenzo
Editorial: Fantascy (PRH)
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
Año de publicación: 2015
Nº páginas: 864
Precio: 21,90€ / 9,99€ (ebook)


PD: Las imágenes están extraídas de la web de la novela (http://www.neimhaim.com/) y pertenecen a Fantascy y su autora (que por cierto, dibuja divinamente).






Dalayn
Lectora por vocación. (Medio) arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

3 comentarios:

  1. Una reseña magnífica :) Yo he de decir que sí conecté con los personajes y por eso me encantó la novela. Estoy esperando impaciente la segunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fantasía épica el problema que tiene para mí es que en su mayoría los protagonistas no mueren. Entonces si todas las pruebas que les pones son físicas, no hay tensión, porque sé que no las van a superar. Ailsa y Saghan son "poco humanos", los secundarios me parecen mucho más interesantes. Pero como he dicho, es una apreciación personal y objetivamente el libro está muy bien y tengo curiosidad por ver qué nos depara el segundo. Un beso ^^

      Eliminar
  2. Y mas Saghan que mas un un rey parece un monje con el porder de la

    ResponderEliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.