miércoles, 10 de agosto de 2016

~Citas~ El océano al final del camino


De entre las muchas cosas que me han gustado de El océano al final del camino, sus reflexiones sobre la dualidad niñez-adultez y los recuerdos son de las que más me han maravillado. Adoro los libros que te dejan pensando, que te hacen paladear las frases para desentrañar su significado, para aprehenderlo y que de ellos extraigamos algo que nos haga cambiar aunque sea de una manera ínfima nuestra percepción del mundo.

Estas son las citas que he marcado conforme leía y que espero que os hagan reflexionar a vosotros también.


«A veces los recuerdos de la infancia quedan cubiertos u oscurecidos por las cosas que sucedieron después, como juguetes olvidados en el fondo del armario de un adulto, pero nunca se borran del todo».

«Me pregunté quién era yo, algo que solía hacer a esa edad, y qué era exactamente lo que estaba mirando la cara reflejada en el espejo. Si la cara que estaba mirando no era yo, y sabía que no lo era, porque seguiría siendo yo le pasara lo que le pasase a mi cara, entonces ¿qué era yo? ¿Y qué era lo que estaba mirando?».

«En el fondo, nadie es como aparenta ser. Tú, por ejemplo. O yo. Las personas son mucho más complicadas que eso. Y eso vale para todo el mundo».

«Por dentro, los adultos tampoco parecen adultos. Por fuera son grandes y desconsiderados y siempre parece que saben lo que hacen. Por dentro, siguen siendo exactamente igual que han sido siempre. Como cuando tenían tu edad. La verdad es que los adultos no existen. Ni uno solo, en todo el mundo».

«Los adultos no deberían llorar. No tienen una madre que los consuele».

«No echo de menos ser un niño, pero echo de menos el placer que me producían las pequeñas cosas, por más que las cosas importantes se estuvieran desmoronando. No podía controlar el mundo en que vivía, no podía huir de las cosas, la gente o los momentos que me hacían daño, pero disfrutaba como un enano de lo que me hacía feliz».

«Nada es nunca igual. Así haya transcurrido un segundo o cien años. Todo está en continuo movimiento. Y la gente cambia igual que cambian los océanos».

«Cada cual recuerda las cosas de una manera; nunca encontrarás a dos personas que recuerden exactamente lo mismo, fueran testigos de ello o no. Dos personas pueden estar muy cerca la una de la otra, y sin embargo tener percepciones muy distintas sobre determinado asunto».

«No se puede aprobar o suspender en el hecho de ser persona».

2 comentarios:

  1. Ahora mismo te odio, por que quiero releerlo ya, es una obra genial (una vez más) del gran Neil Gaiman. Espero que leas American Gods pronto, que la serie esta al caer. Un besin^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempo al tiempo XD Que resulta que del reto de lecturas que me propuse solo he leído la mitad y me faltan Sanderson y Abercrombie a saco. Pero caerá, tarde o temprano. Gaiman ha conseguido enamorarme en un par de libros así que dudo que pierda la oportunidad de reencontrarme con él cada cierto tiempo <3 Besos ^^

      Eliminar

Os agradezco cualquier opinión, sugerencia o crítica que queráis dejar en los comentarios. Eso sí, los comentarios con carácter ofensivo, xenófobo, homófobo, etc. y cargados de spam se eliminarán.